Arquitecto del cielo

Increíble que no volvamos a ver tu rostro, a escuchar tu voz.

Ya te despedimos, ya te fuiste.

Ya vas hacia allá donde tu voz calla por un momento igual de fugaz que la vida que te coronó.

No mires atrás, duerme para mañana despertar.

Ya van nuestros corazones buscando remedio, buscando explicación. Ya vamos pidiendo por ti, por tu luz y tu amor.

Nos dejas a nosotros que siempre amparaste con tus dotes profesionales. Dejas a tus hijos, a tus padres, a tu eterno amor.

Dicen los que creen, que allá donde mora el amor supremo, eres arquitecto. Arquitecto del cielo.

Allá, hacia donde vas, te esperan los mejores materiales para construir con amor, para el amor.

Y si te dijimos hasta luego es porque esperamos verte.

Dejaste corazones en tus manos frías y muertas, nuestro reflejo en tu mirada seria y llena de paz.

Ya te vas triste, descansando, siendo puro.

Aquí te extrañamos. Te volveremos a ver, arquitecto del cielo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s