Querido yo.

Querido yo:

Nunca te lo dije pero te amo, es verdad y lo hago.

Alguna vez fallaste, al mismo tiempo caíste sobre las propias líneas de tu camino trazado. Pero aprendiste a caer, aprendiste por qué caíste y por qué intentaste levantarte.

Querido, fuiste tan débil y tonto, tan torpe e inseguro, tan tú.

Pero hoy que estás mueriendo, hoy que te estás yendo al abismo de los deseos oscuros y rotos, te despido, nos despedimos.

Traigo a tu adiós todas tus flores envueltas en papel de olvido: flor de mayo, rosas blancas, alcatráces y orquídeas. Todas ellas frescas para humedecer y perfumar estos días en que te vas mirando todos tus fracasos.

Pero me quedo yo, para rezarte, para no olvidarte, para recordar, por ejemplo, que la confianza es un hilo azul que se teje de a poco y se rompe con tan poco. Perduro para saber que nadie merece tan poco como lo que uno es. Estoy para dejarte ir.

Me quedo para ser una pequeña parte de ti, para regresar al origen y destruirlo, romper tu piedra angular, dinamitar todo lo que construyeron sobre nosotros. Hasta ahora lo habíamos hecho juntos pero ya te vas, te estás yendo y no hoy nada más, llevas cruentas lunas y soles marchándote.

Ya no nos quedamos, me quedo para despedirte y volar sin arrastrarte.

Querido yo, nos perdono todas las molestias, todas las falsedades; todos los besos que mordieron almas y desgarraron lágrimas.

Ya estás siendo pasado de mis sombras y luz de mi olvido.

Ah, querido yo. Te quiero muerto, pero te quiero.

-Yoltik-

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s