Nenomactiliztli

No sé si llegaré al paraíso o a un jardín hermoso. Sólo quiero salir corriendo de la historia, de los grilletes que pesan y los árboles de otoño que se niegan a cambiar. Quiero negar el instinto de vivir y entregarme a la ausencia, al basto vacío que se presente frente a mí. Quiero curar […]

Leer más Nenomactiliztli

Reporte del clima

Hoy hace un día soleado y en extremo caluroso, el astro rey se posa sobre su trono y lanza su mirada ardiente, llena de convicciones implacables. Los recuerdos siguen intentando sembrar la aparente y continua necesidad de seguir en un pozo de fango que llega hasta el cuello que no nos deja respirar. Tenemos un […]

Leer más Reporte del clima

Adiós, Ruy

Nos despertamos con la terrible noticia, parecía ser una más de tantas que ya son una constante en éste país. Después vino la oscuridad, la consternación y un eclipse de recuerdos, lloramos tu pérdida, odiamos y maldecimos la bala que te arrebató la vida, una bala que fue el resumen de todo lo que nos […]

Leer más Adiós, Ruy

Una última cosa sobre el amor.

Aquí, justo en la hora en que éste camión va a prisa, rememoro las cosas que han quedado sepultadas y otras tantas que aún flotan en el mar del presente eterno. Una y mil veces traicioné y aún esas piedras me arrastran al fondo. Primero hay que decir lo que somos para después debatir lo […]

Leer más Una última cosa sobre el amor.

Sinergia

I No es que tenga miedo a todo, es que tengo miedo del miedo; no es que calle cuando no me hablan, es que silencio ante la ausencia de sonido, me gusta. No es que no extrañe unos labios y una compañía, es que no tengo derecho de hacerlo; no es que no quiera hablar […]

Leer más Sinergia

Cuatro poemas Zen, en el mar.

#1 No luches contra la corriente, utiliza su fuerza para salvarte. #2 En mi camino me encontré con una concha única, no la recogí para que otro ente más la admire. 3# En el brillo de la luz que se posa sobre cada ola, sale saltando el inesperado reflejo-engaño de tu mente.

Leer más Cuatro poemas Zen, en el mar.

Haikú #2

El árbol de enfrente creció, su flor de fuego ardía. El agua pasó llorando un día y aquel árbol pereció.

Leer más Haikú #2